lunes, 29 de noviembre de 2010

Otro chal...... ahora en blanco

Un hermoso chal de puros rombos tejidos a crochet y terminación de largos flecos, es otra apuesta para las noches de verano. Para la playa,  acompañando  tenidas de largas y vaporosas faldas o para la ciudad, con  pantalón o jeans. Siempre se verá bien.




Bolero dorado

A partir de dos piezas rectangulares,  resulta  este sencillo pero bonito bolero en color dorado. La manga 3/4,  te permite usarlo tanto de día como de noche. Se puede llevar suelto o con un lazo o broche, si lo quieres cerrado.


lunes, 22 de noviembre de 2010

Decoración navideña

Se aproxima la Navidad y comienzan a aparecer los arbolitos de Pascua, los pesebres o nacimientos y todo tipo de artículos que alegren nuestras casas en esos días. La mesa del comedor también es objeto de decoración en estas fiestas y, por que no comenzar con decorar las botellas que vayan a la mesa, de lo mejor vestidas, es decir, decoradas. Aquí les mostramos varios modelos de un posa botella y tapa corcho, realizados en crochet y adornados con algunas mostacillas y/o lentejuelas doradas o plateadas, cintas escocesas y campanitas. Fácil y bonito, sólo un poco de imaginación y.... a decorar.

Estos modelos en color rojo, van adornados con lentejuelas y mostacillas.



También en color verde, estos modelos van adornados con cintas escocesas y campanitas.







Un ponchito corto

Este poncho ya lo habíamos mostrado anteriormente, pero no lo habíamos mostrado como se ve puesto. El punto, muy calado, lo hace totalmente factible de usar en las tardes en pleno verano.


Un chal de uso múltiple

De usos variados puede ser este chal tejido a palillos y con guarda realizada a crochet. La lana es muy suave pues lleva un hilo sedificado, que la hace suavecita al tacto. 
Si la abrochas al centro o al costado queda como un poncho, si la llevas suelta queda como echarpe o bien para el cuello. Como la lleves puesta, se verá bien. Cómoda  y sentadora.




sábado, 13 de noviembre de 2010

Chales y ........ más chales

Los chales  tejidos a crochet  pueden darnos la solución a la hora de incorporar prendas complementarias a nuestro vestuario. Por la versatilidad que tienen, le damos un espacio sólo para mostrar chales:  chales triangulares o punta,  tipo echarpe,  a palillos o a crochet, con flecos o guardas, etc. Lo entretenido es que los puedes usar en toda época y depende de ti, el como y cuando.

Este chal en color marfíl, fue tejido en un hilado con visos de seda.





En un hilo delgado y en color lila, este sencillo pero cálido chal, se acompaña de un prendedor de flor en dos tonos, para el broche.



Chales o puntas?

Con el calor del verano decimos adiós a los chalecos y prendas abrigadoras, pero las tardes a veces son más frescas y se hace necesario algún chal bien calado para cubrirnos. Con esta finalidad, mostramos una serie de chales o puntas,  que pueden acompañar desde tenidas de blue jeans  a conjuntos para la noche.  Para el día, en  tonalidades claras y para la noche, en negro o hilados con brillo o metálicos.



En hilado matizado para bebé, se realizó este chal en punto red.  Se complementa con un prendedor de flor tejida a crochet y montada sobre un broche.


Para la noche, cambiamos la tonalidad y en un hilo de color negro realizamos este chal, en punto Salomon y borde de hojas. Se termina en un volado en punto Salomón, pero creando un nudo más grueso a modo de borla. El efecto es realmente bonito.



lunes, 1 de noviembre de 2010

Llegó la primavera

Llegó la primavera y no se producía ese espacio de tiempo  necesario para subir algunas imágenes de los últimos tejidos realizados. Es más, algunos de estos tejidos estaban guardados, esperando por salir en primavera. Queda atrás la lluvia, el frío y el exceso de ropa, pero lo más notable, es el cambio en la naturaleza. Todo se viste de verde y de flores de todos los colores, tamaños, aromas. Todo revuela, todo es olor a fresco, a pasto recién cortado, a tierra recién mojada. La verdad que tomarse un minuto para admirar tanta belleza, desde ya es ganancia, si no has perdido la capacidad de asombrarte. Y para admirar de muestra les dejo la imagen de unos lirios que crecen en el patio de mi casa. Son un deleite a los ojos y también al alma.


Poncho de algodón

En dos tonos de verde, este modelo de poncho tejido en algodón,  nos sirve para las tardes frescas de primavera. Se complementa con una flor tejida para amarrar al poncho o usar de amarra para el pelo, al bolso o en donde se quiera llevar.

Poncho corto primaveral

Otro modelo de poncho corto, para ponerse sobre un top o polera.

Bolero

Un modelo de bolero facilísimo es este que se inicia con un rectángulo para espalda hombros y algo de manga. Al unir los bordes del tejido, se forma la sisa y manga. Una vez formada la sisa, se toman puntos por delante de las sisas y  rodeando toda la espalda. Se teje del largo que se quiera. Se puede abrochar al centro con botón, broche o lazos, adornados con mostacillas como en este modelo. Se puede tejer a palillos o a crochet.


Chaleco circular

Si hay un patrón fácil de realizar, es el del chaleco circular. Partiendo por un rectágulo que cubra parte de la espalda, hombros y brazos, una vez obtenida la sisa,  el resto es montar puntos en todo alrededor del tejido,  hasta lograr el ancho deseado. Se teje  a palillos, crochet o combinando. En este modelo de chaleco corto, se tejió la espalda y mangas en palillo y el tejido en circulo, se realizó en crochet.