lunes, 18 de junio de 2012

Haciendo pompones

Los pompones son unas hermosas pelotitas de lana, que ayudan o sirven de adorno a prendas tejidas, tanto de vestir como de accesorios. Se realizan de manera muy simple, pero como toda manualidad, tiene su ciencia. 
La forma más sencilla es enrollando en la mano una hebra de lana, hasta que quede una rosca bien gorda de lana, quitas la mano y amarras al centro, haciendo una especie de corbatín o corbata de humita. Luego de amarrado, cortas a ambos lados todas las hebras de lana y comenzará a aparecer una bola de pelos que deberás repasar con la tijera, para redondear.

Otra forma, es utilizando dos anillos de cartón de la medida del pompón que vayas a realizar. Es la forma más recurrida y la enseñaban hasta en el colegio, en las técnicas manuales. En las imágenes queda muy claro de como hacerlo. 





 Una vez terminado de rellenar el circulo interior, se comienza a cortar por el borde todas las vueltas de lana que se hicieron. Se separan los círculos de cartón y se amarra fuertemente. Luego se procede a quitar las anillas de cartón y queda listo un hermoso pompón de lana.


Estos pompones son de varios colores, pero no llevan ningún orden, si  ordenas o sigues un patrón en el enrollado de la lana, se obtienen unos diseños espectaculares.



El producto terminado se ve así.....



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada