lunes, 19 de noviembre de 2012

Chaleco de bebé

Este modelo de chaleco de bebé es simplemente genial. A partir de dos hexágonos tejidos a crochet, se realiza este hermoso chalequito para bebé, que también sirve de base para chaleco de adulto. El hexágono se realiza a partir de un aro de cadenetas de 6 puntos. Se cierra y se tejen 12 puntos bajos en el aro,  de ahí en adelante, se comienza con los abanicos de separación.


 Los aumentos en cada corrida, van dando poco a poco la forma,  hasta alcanzar el tamaño suficiente que corresponde a la mitad de la espalda, medio delantero y una manga completa, al doblarlo por la mitad, como se ve en la imagen.


Se tejen dos piezas iguales, se hermanan y cosen en la espalda y en la parte de arriba de las mangas, dejando la abertura para el cuello. 


Fácil  y sencillamente genial la forma de hacerlo. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada