martes, 11 de febrero de 2014

Sal de mar

Por mi antiguo trabajo, tuve la oportunidad de conocer las Salinas de Cahuil, ubicada en la costa de la VI Región. Cada día y muy temprano en la mañana, los trabajadores de la sal, amontonaban la sal a un costado del camino, tras muchos días de dejar entrar el agua salada del mar a sus cuarteles, vaciar, secar, y volver a inundar con agua de mar. También compré la sal en unos lindos saquitos de arpillera en el pueblito de Cahuil.  Hoy, después de muchos años, sigo usando la sal de mar que compro en un supermercado, y la prefiero por su sabor y por las innumerables propiedades que se conocen de ella. 

La sal no viene finita como la sal refinada, así que hay que molerla en un mortero o bien, pasarla por una trituradora. 


Yo la muelo en un mortero de piedra y aunque es un poco lento, aprovecho para preparar sal condimentada con diversas especias.



Ya molida, queda como la sal gruesa, lista para ser ocupada en la cocina, en las comidas y ensaladas.

La sal de mar contiene alrededor de 90 minerales esenciales, que no contiene la sal refinada,  y entre sus propiedades y funciones sobre el organismo se cuenta:

-Estabiliza el pulso irregular y regula la tensión arterial, junto con el agua. 
-Extrae el exceso de acidez de las células del cuerpo, en particular de las neuronas. 
-Equilibra los niveles de azúcar en sangre (algo especialmente importante para los diabéticos). 
-Es esencial para la generación de energía hidroeléctrica en las células del cuerpo. 
-Es vital para la absorción de nutrientes a través del tracto intestinal. 
-Es necesaria para limpiar los pulmones de mucosas y flemas pegajosas, en particular para quienes sufren asma y fibrosis quística. 
-Acaba con el catarro y la congestión de los senos nasales. 
-Es un potente antihistamínico natural. 
-Puede prevenir los calambres musculares. 
-Ayuda a prevenir el exceso de producción de saliva; si sale saliva de la boca al dormir puede ser indicativo de falta de sal. 
-Refuerza los huesos; el 27% de la sal corporal se halla en los huesos; la deficiencia de sal o la ingesta de sal refinada en vez de sal natural son las causas principales de osteoporosis. 
-Ayuda a prevenir la gota y la artritis gotosa. 
-Es vital para mantener la sexualidad y la libido. 
-Puede prevenir las venas varicosas y las vasculares de piernas y muslos. 
-Suministra al cuerpo más de 80 elementos minerales esenciales; a la sal refinada, como la sal de mesa común, se la despoja de todos esos elementos, excepto de dos; además, la sal comercial contiene aditivos perjudiciales, entre ellos silicato de aluminio, que puede causar la enfermedad de Alzheimer. 
La información completa la pueden encontrar aquí:

http://asociacionvegetarianavidasana.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada