miércoles, 3 de agosto de 2011

Caja para guardar las bolitas

Quién no jugó a las bolitas cuando niño?
Hace unas cuantas décadas atrás, niños y niñas jugábamos a las bolitas como quien juega hoy con el nintendo. El trompo tampoco escapaba de nuestras manos y ni decir de los volantines, que más pasaban en el suelo que volando. Hoy las bolitas o canicas, son casi un juego del pasado y sólo las vemos como adornos o decoración en algunos arreglos. Da algo de nostalgia ver lo que nos entretenía cuando niños, pero eso no detiene una sencilla manualidad para tener las bolitas en su lugar: en una caja reciclada de unas exquisitas papitas fritas.


Lo primero fue limpiar bien el envase, para enseguida forrarlo con papel de colores, que en este caso fue el color verde y amarillo. Como adorno, se fueron pegando stickers, hasta casi cubrir totalmente la superficie de la caja o tarro. Como tiene tapa de plástico, las bolitas pueden estar a buen resguardo y en orden. Una solución fácil y entretenida de hacer.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada