miércoles, 3 de agosto de 2011

Caja para guardar los juguetes

Para quienes tienen niños,  los juguetes por todos lados es tema de todos los días. Una solución  es tener contenedores para los juguetes,  pero la idea es que sea a cero costo y no contaminante. Para ello, que mejor que  una caja de cartón firme (del supermercado) y unos viejos jeans, que ya no sirvan ni para jardinear.


Escogimos la caja de un cartón grueso y firme (para que dure) y recortamos las aletas. Se reforzó el fondo con la técnica de carta pesta y quedó lista para forrarla.

De unos bluejeans viejos, se cortaron las piernas, emparejaron y se comenzarón a pegar a la caja. Comenzamos por un lado, luego que quedó bien pegado se encoló la siguiente cara, hasta empatar con la cara de inicio. Con un doblez bien hecho del género, se pegó sobre el inicio para no dejar hilachas a la vista. Una vez seco, se procedió a doblar el resto del género hacia dentro de la caja y en la base, doblando como si fuera un paquete de regalo. Se pegaron los dobleces y todo, tanto por dentro como en la base de la caja, se cubrió con papel grueso. Quedará una caja firme, resistente al mal trato, que le durará varios años, y lo mejor.... que la hizo con sus propias manos, recicló y que le costó sólo el pegamento.

Como adorno y para reforzar los lados de la caja,  amarramos los cordones que van quedando de los pantalones de buzo. Reciclando con todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada